PREGUNTAS SOBRE QUIROPRÁCTICA

¿Son los ajustes quiroprácticos seguros?

Si. El gobierno de Nueva Zelanda descubrió en un estudio que los ajustes quiroprácticos son “extremadamente seguros”. Los tratamientos quiroprácticos gozan de una excelente prensa ya que evita las cirugías y las drogas. Un examen minucioso puede encontrar la persona a la que no es aconsejable un tratamiento quiropráctico. Compare las estadísticas. Los ajustes son muchísimo más seguros que tomar medicamentos

¿Cuántos ajustes necesitaré?

El número de ajustes varía según el paciente y sus metas particulares de salud. Después de una o dos semanas de visitarnos frecuentemente, muchos pacientes empiezan a sentirse mejor. El tiempo entre visitas se alarga en cuanto su columna vertebral esté estabilizada. Los casos más difíciles pueden tardar meses o años en sanar completamente.

¿Me puedo ajustar yo mismo?

No. ¡Algunas personas pueden crujir sus articulaciones pero eso no es ajustarlas! Peor aún, se pueden ocasionar daños al mover una articulación que tenga la musculatura y los ligamentos debilitados. Incluso su quiropráctico va a un compañero quiropráctico para que lo ajuste.

¿Se pueden mover los huesos demasiado?

Difícilmente. Los ajustes quiroprácticos son especiales. Se utiliza la cantidad adecuada de energía, en el sitio adecuado, con el ángulo preciso y en el momento perfecto. La idea es conseguir que la articulación encajada vuelva a recuperar el movimiento, y así reducir la alteración del nervio. Se necesitan años de entrenamiento, prácticas y experiencia para que el ajuste quiropráctico sea seguro y específico.

¿Puedo ir al quiropráctico después de mi cirugía?

Sí. Evitaremos tocarle las partes de su columna que fueron modificadas quirúrgicamente, por lo que puede estar tranquilo. La cirugía puede causar inestabilidad por encima y debajo del área operada. Su quiropráctico se centrará en ello.

¿Pueden los pacientes con osteoporosis recibir tratamiento?

Por supuesto que sí. Su quiropráctico toma en consideración las circunstancias únicas de cada paciente cuando elabora un tratamiento. Hay muchas maneras de ajustar la columna. El método seleccionado será el que mejor se ajuste a su edad, tamaño y condición física…

¿Qué se siente en un ajuste?

Muchos pacientes dicen sentir una sensación agradable o de calma. Ya que se necesitan varios ajustes, si fueran molestos nuestros pacientes no volverían a terminar para recibir tratamiento. Los quiroprácticos son expertos en hacer que los ajustes sean agradables.

¿Se ajusta a todos los pacientes de la misma manera?

No. La columna vertebral de cada paciente es única y cada una necesita un tratamiento específico. Vemos una gran variedad de columnas. Son 24 huesos móviles (¡cada uno se puede mover en siete direcciones distintas!) Cada paciente recibe un tratamiento personalizado a su edad, condición y metas de bienestar.

¿Cuál es la mejor técnica de ajuste?

Hay cientos de maneras de ajustar una columna. De este gran inventario, he seleccionado unas cuantas que en mi opinión se ajustan mejor a las necesidades de mis pacientes. Independientemente del método utilizado, la quiropráctica goza de un alto nivel de éxito y de pacientes satisfechos.